El presidente Luis Abinader ha dado un importante paso hacia la inclusión y la igualdad de oportunidades al promulgar la Ley 43-23, que reconoce la lengua de señas como un medio oficial de comunicación en la República Dominicana. Con esta medida, se busca asegurar que las personas sordas puedan participar activamente en la sociedad y acceder a la información en igualdad de condiciones.

La nueva ley representa un hito para la comunidad de personas con discapacidad auditiva, que ha luchado durante mucho tiempo por el reconocimiento y la promoción de la lengua de señas como una forma legítima de comunicación. La presencia de intérpretes en los actos oficiales y las transmisiones televisivas será fundamental para que las personas sordas puedan comprender y participar plenamente en la vida política y pública del país, eliminando barreras de comunicación y promoviendo la inclusión social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí